miércoles, 12 de diciembre de 2012

ESTO NO ES LO QUE ERA.


Los tiempos cambias, eso es indudable. La gasolina sube al mismo tiempo que la tasa de paro. Pasamos por tiempos difíciles. Recuerdo cuando hace 10 años iba al mercado con 50€ y salía con un carro abarrotado de comida.  Ahora, con ese mismo dinero, cuando llego al mercado no cojo carro, pues todo lo que podré comprar me cabe, perfectamente, en una cestita de esas con ruedas.

Con 50€ no me llega para la gasolina de mi furgo para echar un fin de semana en El Chorro; y eso yendo a velocidad ahorro. La velocidad ahorro se compone de dos elementos esenciales. El primero es no rebasar, bajo ningún concepto, los 85 km/h;  el segundo llevar a un buen copiloto, que tenga buena conversación y sea divertido. De esta forma, quedarse dormido ante tanta lentitud es menos probable. El Chorro parece estar ahora en Los Alpes. En realidad en tiempo total no se nota tanto, porque tardar dos horas o dos horas y media depende, en mayor medida, del tráfico. Pero esa sensación de ir a 85 km/h?  Las líneas discontinuas de la carretera parecen mucho más largas ahora, en serio. El otro día, yendo a El Chorro, un ciclista y yo intercambiábamos posiciones para aprovechar el rebufo. De locos.

Yo creo que me hago mayor…

Creo que sería primavera de 1999 cuando Fernando, un amigo que escalaba, me llevó, en un campamento que organizaba un instituto, a probar por primera vez la escalada. La experiencia fue increíble. Fue en El Cintillo; un sector que hoy en día está un poco abandonado, cerca de Benaocaz. Recuerdo que desde aquél día, desde el instante que lo probé,  supe que lo que querría hacer desde ese momento en adelante era escalar. Así que ahorré y a finales del año 1999 comencé a escalar.

Por aquel momento no teníamos internet, ni existían los vídeos del Ondra, ni grupos de Facebook, ni whatsapp. Aprendíamos con libros, preguntando, siguiendo el ejemplo de aquellos montañeros y escaladores experimentados que, durante muchos años, nos sirvieron de inspiración. Respeto por la naturaleza, conocimiento del medio, saber estar.

Aprendí asegurar con el ocho, más tarde con el Logic y, finalmente con el Grigri. Puede aprender de las ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos. Bueno, a decir verdad, el ocho no ofrecía muchas ventajas para asegurar que digamos. Aprendimos a leer un croquis, a diferenciar un spit de 8mm de un parbolt de 10mm, a desmontar reuniones, a utilizar friends y fisureros, a liar una cuerda, a rapelar sin dar saltos como Tom Cruise en “Misión Imposible”. Aprendimos sobre tipos de roca, sobre factor de caída, sobre nudos…
Pero, como decía antes, los tiempos cambian y yo me hago mayor….

Ahora las cosas son diferentes. Por ejemplo… Hay dos cosas fundamentales que un escalador que se precie en el 2012 debe tener:

La primera de ellas es un perro. Da igual raza, sexo, procedencia y educación del mismo. El perro ante todo. Que quede claro que yo tengo una perra. Se llama Luna, viene conmigo  escalar y no le dejo que haga unas cuantas cosas fundamentales y lógicas (molestar, comer comida ajena, mearse en la mochila de nadie, ladrar…. Lo normal vamos).

La segunda, y más importante de todas, es tener como perfil de Facebook una foto escalando.
Si cumples estos dos requisitos estás en todo tu derecho de:

  .        1 Llegar a un sector gritando como cabras para que todo el mundo sepa que ya estáis ahí. Algo muy importante, sobre todo para los que intentan concentrarse o mantener la paz espiritual de un día de campo.
           2. Cagar en cualquier sitio y dejar a la vista el pino piñonero que salió de tus entrañas junto al papel manchado       3. Hacer una hoguera en mitad de la noche, junto a las furgos (todo el mundo tiene derecho a estar caliente eso está claro)  y no tener miramiento de que, junto a ti, hay gente que quiera descansar para poder escalar al día siguiente.

Y así podría seguir numerando hasta quizás la letra r, la u, o, incluso, hasta la w. Pero paso porque estoy convencido de que si sigo muchos no terminarán de leer este aburrido post. Aunque ahora viene la causa del mismo.

Supongo que muchos de vosotros, ESCALADORES, en algún momento de vuestra vida de treparocas, habéis oído alguna historieta sobre escaladores tiesos, menos pudientes, con menos recursos, etc.
Los que de verdad sentimos la escalada, me incluyo por supuesto (pero no por tener perro y foto de perfil de Facebook escalando, que también…) sabemos lo que significa ésta para nosotros.
Durante muchos años siempre ponía mi Renault Express para ir a escalar con mis amigos porque yo era el único que tenía la combinación carnet-coche. Nunca le pedí a nadie dinero para cambiar neumáticos, revisiones o reparaciones.

Asegurar por comida

Cuando llevábamos el Roco de La Puerta Amarilla teníamos un premisa mi amigo Varo y yo. Si alguien, de verdad, no tenía para pagar la cuota y quería escalar escalaría. No podíamos dejar a alguien sin escalar por la triste causa de no tener dinero. Porque sabíamos y sentíamos la importancia de la escalada para quien son escaladores. A todo el que dijo que se quitaba o que no se apuntaba porque no tenía para pagar se le dejó entrenar gratis. 

Una de las cosas que me llamó la atención de la escalada es que podías dejar la mochila a pie de vía y meterte en una pared de 200 metros durante 5 horas y al bajar encontrarte todo tal cual lo dejaste. Ese buen rollo, esa empatía de los escaladores es lo que me enganchó.

Hoy es 12/12/12. Han pasado muchos años desde que comprendí los valores de esto que, para mí, es una forma de entender la vida.

Al margen de fotos de perfil, de perros y dueños de perros maleducados, de gritos en el pie de vía, de ver en escuelas de escalada como la gente juega con su vida por no tener ni idea de utilizar el material (aunque luzcan unos LaSpotiva Miura de 110€), al margen de grados, de números, de todo.

Al margen de todo, yo, hoy, quería ir a un rocódromo que hay en Cádiz y del cual no soy socio ni estoy por la labor de serlo. Pero un amigo del que hace muchos meses que no veo sí. Así que se me ocurrió ayer la brillante idea de coincidir allí. Aprovecharíamos para vernos, contarnos mentiras y escalar un poco.
Entonces me meto en la página del Club Rupícolas de la Bahía, que es el club al que me refiero. Como todo club, organización, empresa o secta  tiene sus normas y yo decido informarme de cuales son.  Miro en su web y hay algo que no entiendo. Entonces me comunico con uno de los que lo regentan. Creo que es el rupicovicepresidente de Rupicolandia. Y me explica lo que tan bien viene explicado en la web pero que mi obsoleta mente de escalador no entendió.

Para escalar en el rocódromo un día, para probar por ejemplo, hay que ajustarse a las siguientes normas. Teniendo en cuenta que puedes ser socio del club pero no del rocódromo, para usar las instalaciones un día:
a)      Ser socio solo del  club. Precio 50€ al año y pagar 5€ por sesión. En este caso No importa estar o no federado. En caso de no estarlo firmas un papel en el cual te haces responsable de lo que te pueda ocurrir.
b)      No ser socio del club. En este caso el precio es de 7€ al día. En este caso Sí importa estar federado y no vale la opción de firmar el papel que te responsabilizas de lo que te pueda ocurrir.

Lo explico para las mentes obsoletas como la mía….

Si voy a comprar el pan y la panadera me dice que la barra cuesta 10 € no la compro porque me parece cara. Si voy a tomarme una cerveza en un bar y me cobran por ella 2,5€ por ella no me la tomo porque me parece cara. Cada cual hace sus normas y quién quiera las acate.

Una vez me apunté en un gym de esos modernos con Spa, monitores de televisor, música de discoteca, peluquería, fisioterapeuta etc.. Cuando fui a apuntarme me enseñaron las instalaciones y me dejaron probar gratis un día.  Esas eran sus normas. Mientras, la pandera me quería cobrar 10€ por una barra de pan a la vez que se la daba gratis a una amiga. Bueno y qué? Cada uno con sus normas. Pero no en la escalada. NO voy a tener la opción de ir a escalar en el rocódromo con mi amigo esta tarde porque no estoy federado. No tengo opción. Ni aunque tenga los 10€ para la barra de pan y esté muerto de hambre.

El precio de 7€ por sesión por escalar en unas instalaciones de 3º categoría me parece excesivo; pero no me importaba acatarlas porque comprendo que cada club, empresa o secta tenga sus normas. Pero no tengo la opción.

Si se tratara de un club de petanca, de paddel, de striptease, de golf o de saltar al elástico no me importaría. Ni tan siquiera me importa el hecho de no poder escalar esta tarde Me importa que la escalada se convierta en algo discriminatorio, en algo clasista, sin argumento, sin pasión
.
Esa pasión que vivo cada día en la roca cuando veo encadenar a un chico una vía de 7c+ y se corta un dedo con una laja afilada. El chico mete la rodilla en una chorrera y saca un trozo de esparadrapo si le lo lía en la herida y continua dándolo todo para llegar a la reunión. Esa pasión que veo cuando alguien va con muletas cargado con una mochila hasta el pie de vía porque tiene un esguince doble de 2º grado en uno de sus tobillos y decide que escalará solamente con un pie. Esa pasión que hace que después de un día de escalda la gente tenga una sonrisa de oreja a oreja. Esa pasión que hace que recorramos cientos de kilómetros en busca de un trozo de roca seca y que nos conformemos con hacer tan solo dos vías húmedas con las manos heladas. Esa pasión que hizo que una amiga de Cataluña bajara a pasar el Puente a El Chorro, esa pasión que llevo conmigo desde aquel día de primavera del año 1999.

Me entristece sentir que todo eso en unos  años se acabó. Y no por mí, claro está, sino por las generaciones que vienen detrás y que se van a encontrar con las dificultades que hoy yo me he encontrado ante un Club que dícese llamarse una gran familia.

Esperemos que los próximos requisitos para poder escalar allí no sean matar a una gallina y beber su sangre…

Buenas escaladas…

13 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. He suprimido el comentario hasta que el autor del mismo no deje su identidad. Una vez el autor deje su identidad, cosa que dudo que haga..

    ResponderEliminar
  3. Así funciona la cosa. Comentarios anónimos porque dar la cara hoy en día es difícil, sobre todo cuando se habla sin conocimiento o, mejor dicho, sin querer tener conocimiento... Como ya he dicho dudo de que el autor de tan desagradable comentario deje su nombre para que yo pueda responderle personalmente. Buenas escaladas!

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Ya te contestaron, porque lo borraste?

    ResponderEliminar
  6. otro anónimo?? jejej porque me sale de .... de dónde era..???

    He borrado el comentario por diversos motivos:

    El primero de ellos es porque en el comentario se hace referencia a mi vida privada de forma errónea o no, me la pela. Pero como este es mi Blog y yo pongo mis normas pues borro o dejo según me plazca o convenga, claro está. Pero sobre todo, en este primer caso, por mi vida privada. Creo que en ningún momento en el post hago alusiones de vidas privadas de nadie, ni nombro a nadie en particular.

    Otro motivo es que ya me se la historia de estas cosas. Como tú, anónimo. Comentarios desproporcionados y guerras en internet no me interesa. Lo que escribí fue en defensa de la escalada según YO la veo. Al primer Anónimo, del cual ya se su nombre, ya le contestaré y hablaré en persona. Y si tú, segundo Anónimo, tienes interés, morbo o admiración por este tema, das la cara también y te invitamos a esa charla. Todos estáis invitados a participar de acuerdo? Pero no voy a hacer de este sitio una pelea con gente que dejan comentarios anónimos o desproporcionados...

    seguro que te queda claro verdad? En caso de que no te quede claro te recomiendo un buen día de escalada a tope...

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  8. BORRO TODO LO QUE SEA DESTRUCTIVO...A MI FAVOR O EN MI CONTRA...........

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar