lunes, 9 de julio de 2012

LA PUERTA AMARILLA (cap. 4)

Desde aquel fatídico  verano de 2010 el rocódromo funcionó a las mil maravillas. Hemos recibido visitas de escaladores de diferentes puntos de la geografía española y de parte del extranjero. Así, que me venga ahora, recuerdo a escaladores griegos, croatas, argentino, polacos, norteamericanos...

La parte mala, el verano. Como todos los años, en verano, La Puerta Amarilla  entra en crisis, y este año no iba a ser menos -más aún como están las cosas-. Pero gracias al esfuerzo de muchos escaladores implicados  y comprometidos con la causa La Puerta Amarilla seguirá existiendo un año más. Un año más de buenos momentos, de "cálidas" tardes invernales al cobijo de presas de colores y fanatismo.

Gracias, sobre todo, a aquellos escaladores que han pasado por el rocódromo, gracias a los que han tenido algún gesto desinteresado porque este lugar no desapareciera. En especial a dos personas:

Maik, que es quién dio forma a este lugar, imaginó su forma y la creó.

Jose Varo, que siempre estuvo ahí, contribuyendo de forma desinteresada, aportando trabajo, dinero e ilusión. Gracias amigo, sin ti este local se llamaría algo así como "Mercería Lola"...........

Nos vemos en La Puerta Amarilla.......




No hay comentarios:

Publicar un comentario