martes, 3 de julio de 2012

LA PUERTA AMARILLA (cap. 1)

En el año 2004 aproximadamente, un grupo de 5 jóvenes motivados, de entre ellos aquí el menda, creamos la primera "sala de bulder" de Puerto Real. La verdad es que tengo muy poca vergüenza en llamar a ese garaje, tan grande como un Renault Clio, "sala de bulder". Teníamos dos tablones desplomados, con menos presas que los rocódromos de los parques infantiles. También había que estar al loro si caías porque la pared de enfrente estaba tan cerca que te podías dar de espalda contra ella. Tenía un retrete. Sí, así, el típico retrete de trena, vamos. Sin agua, claro. Así que para mear debías de salir por patas a la calle y buscar un coche que estuviera aparcado en el sitio justo para que entre él y la pared poder hacerlo. Las chicas tenían más problemas -claro que por aquél entonces las chicas y la escalada eran como yo con la petanca, que sí, que mola, pero como que no-. Solo había una chica, Eva. Le acabamos llamando Eva Climber porque desprendía más motivación que todos nosotros juntos. La anécdota más memorable de ese roco os la cuento a continuación...

David Pérez, Sergio Godino, Jose Varo, Antonio Moreno y yo pusimos pasta, alquilamos el garaje, compramos los perfiles de aluminio y los tablones más baratos del mercado, lo unimos todo y ya teníamos la estructura montada. Es gracioso recordar la cara de los 5 en la puerta del minúsculo garaje, contemplando los tablones desplomados desnudos de presas. Creo que había algo así como 7 presas. De repente suena el teléfono. Era Eva.

Eva: Hola buenas, una amiga de la facultad me ha dado tu número de teléfono porque tu escalas, y yo estoy buscando gente que escale, pues yo acabo de llegar de Murcia.

Yo: Muy bien, pues yo, si quieres te aviso cuando salgamos a escalar porque solemos hacerlo muy a menudo. 

Eva: Y tenéis algún sitio para entrenar?

Yo: Precisamente acabamos de terminar de montar un rocódromo

Eva: Puedo ir a verlo?

Al cabo de un rato, y tras explicarle dónde estaba, Eva llega al garaje

Eva: Pues no está mal!! (Se ve que la chica estaba desesperada por colgarse de cualquier lado)

Nosotros: Si tía, lo que ocurre es que mira, no tenemos presas

Eva: (risas) Yo tengo en casa una caja con unas 200 presas... Alguien tiene coche para llevarme a casa y las traemos??

Yo: Yoooooooooooooooooo!!!

Varo: Yooooo Yoooooo!!

Antonio: Nooo, no,,,, Yooooooooo yoooooooooo!!

David: Que noooooo,,,, yoooooooooooo yooooooooooooooo!!!

Sergio: Vale, id ustedes (Sergio pasando de todo, como siempre)

Eva fue como un enviado del Dios de la escalada para sacar de nosotros toda la motivación que teníamos oculta debido a.....las inquietudes de los 20 años....Así que, todo el mundo a poner presas, ya teníamos nuestro rocódromo.....!!

Gracias a esta "sala de bulder" comenzamos a escalar de verdad. Y no me refiero al simple hecho de que nuestra progresión técnica y/o física se disparara, que lo hizo, si no que éramos gente inquieta y con ganas de aprender. aprendíamos unos de otros por igual. Nos hicimos ESCALADORES....

La verdad es que no puedo recordar cuánto tiempo nos duró la cosa. El caso es que si ahora estamos tiesos, en aquel entonces más de lo mismo. Algunos se fueron a Málaga a trabajar y yo me quedé solo con el marrón. Así que no tuve más remedio que cerrar el chiringuito. Lo que aquello trajo consigo fue que, a día de hoy, solo uno de nosotros no escala nada, y fue por fuerza mayor debido a una lesión en un biceps. El caso es que nuestro rocódromo iba a desaparecer por primera vez......


5 comentarios:

  1. ¡Vaya, el relato de ese día es de lo más verídico! Podría decir que es una replica exacta de nuestra conversación.
    Fue una buena (y motivadora) época.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo puedes deducir del comentario que he hecho sobre el primer capítulo de la puerta amarilla. Una pista: no soy la de la foto.

      Eliminar
    2. JEJE.... Eva, sabía que eras tú, guapa. Era para ver si te mojabas, pero ya veo que no. Oye déjame algún correo o algo para poder hablar contigo, no?

      Eliminar
    3. lorevamar@hotmail.com

      Eliminar