martes, 31 de julio de 2012

Compañeros para siempre...

Dan igual las trabas que me pongan aquellos que no me conocen. No me conocen debido a que nunca han querido invertir el tiempo suficiente para hacerlo. Que estoy pasando un bache en mi vida creo que no es ningún secreto, pero no por ello mi vida está vacía de ellos. Por supuesto lo que aquí escribo siempre es solamente una breve parte de mi vida. Casi siempre la parte más placentera, en busca de los "me gusta" de Blogger, en busca de que mi Ego se eleve lo suficiente para poder volver a volar.

El Ego es algo que todos debemos tener. Eso sí, de una forma equilibrada. Que no se te suba, pero que tampoco nadie te lo pisotee. Y el mío, desde hace algunas semanas esta´por los suelos. Suerte que aún me quedan pequeños trozos calcáreos donde, por unos minutos, cada fin de semana, dejar volar mi mente hacia un lugar menos traumático.

La sensación que con mas fuerza recorre mi cuerpo es la impotencia. La desesperación de ver cómo habiéndolo dado todo no obtengo ningún fruto ni premio de consolación. Queriendo apresurarme para alcanzar mis sueños me he dado de bruces, una y otra vez, contra los muros infranqueables de la realidad. Una realidad compuesta por seres ambiciosos y egoístas. Personajes que mientras todo flotaba en una nube de armonía te dedicaban las mejores de las sonrisas, jueces parciales de su bienestar. Jueces manipuladores que juegan con los demás coaccionando y embaucando sus decisiones por un poder que les fue otorgado. Juegan con esa baza en post de su propia y egoísta comodidad.

Pero tú no te dejes engañar. No dejes que nadie compre tus sentimientos, tu corazón ni tu coraje. Tu tienes que ser más fuerte que todo eso. En definitiva lo estás haciendo por mí, pero también por ti y por ella. Aprender y, sobre todo, enseñar a las nuevas generaciones que cuando alguien está en apuros se le ayuda.

Iñaki llevaba cinco días a 8000 metros aprox con un edema cerebral que lo mantenía impedido. A ea altitud uno se muere incluso estando sano. Su compañero, un alpinista rumano, se mantuvo a su lado aun sabiendas que Inaki tenía pocas posibilidades. Un montañero experimentado fue en busca de ellos. Por radio se comunicó con el rumano y le dijo a éste que le diera en encuentro y se verían a mitad de la arista. Así el rumano le "abriría huella" para alcanzar la tienda de Inaki con menos esfuerzo. Al encontrarse con el rumano lo vio realmente mal. Iñaki estaba moribundo en su tienda, más arriba, pero el rumano estaba en unas condiciones pésimas. Tenía que bajar pronto o acabaría igual que Iñaki. Desde el campo base le dijeron al montañero rescatador que se bajara con el rumano y que dejaran a Iñaki. "Hay que salvar a quién se puede salvar" dijeron. La idea era que el montañero rescatador ayudara en el descenso al rumano para salvar a éste, ya que Iñaki era poco probable que se salvara.

El rumano tuvo un enfrentamiento con el rescatador. No estaba dispuesto a abandonar a Iñaki. No concebía esa posibilidad. Si tenía que morir allí con él lo haría. Pero no se abandona a un amigo, jamás.

"Para mí no había otra opción que quedarme con Iñaki. No habría podido seguir viviendo si lo dejo allí. Fue algo normal. No un acto heroico ni nada de eso. Estoy seguro de que él hubiera hecho  lo mismo por mí. así son las cosas." Horia Colibasanu. Alpinista rumano


Cuando hoy he vuelto a ver ese documental no he podido aguantar mis lágrimas de nuevo. Ya me había emocionado cunado lo vi la primera vez, y la segunda. Pero  hoy me he sentido más Iñaki que nunca. He sentido que a mi lado solo he tenido un grupo de "montañeros" preocupados exclusivamente en el éxito de la cumbre, sin importarles quién quede atrás en el camino.

Solo espero que en esta montaña mi compañero de cordada no prefiera la cima. Las normas desde el campo base, las órdenes de los jefes de expediciones se escribieron para guardar la seguridad de todos los miembros de la escalada. Pero en el alpinismo, como en la vida, no se abandona a un compañero.........







4 comentarios:

  1. Bueno.No nos conocemos pero de vez en cuando leo tu blog y se muy bien de lo que hablas....Cuando las cosas van bien todo son buenos rollos.Pero cuando es al contrario la gente poco a poco se van escondiendo....En fin,solo queria darte mucho ánimo y que al final todo se arreglará.Mucha suerte. (CARLOS)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos... Es lo de siempre verdad??? Cuántos casos de esos habremos escuchado!!

      Lo triste es que te lo haga tu novia....

      Eliminar
  2. SEGURO QUE ES TU NOVIA? NO TE HACE ESO PENSAR?

    ResponderEliminar
  3. Ánimo campeón, todos estamos contigo para lo que necesites, cuando una puerta se cierra suele abrirse una mejor. Todo pasa, de eso no te quepa la menor duda, cuando pase un tiempo lo verás todo de otra manera. Te quiero hermano. Besos

    ResponderEliminar