lunes, 28 de mayo de 2012

LA SEMANA MÁS DULCE. Mi primer 8a+

Recuerdo mis inicios....

Desde el primer día que probé la escalada supe que era lo que, en ese momento, quería hacer. En ningún momento pensé que doce años después seguiría haciéndolo, solo que en ese momento quería escalar, poner todo mi empeño en aprender sobre eso de subirse por las paredes, algo totalmente desconocido para mí. Un día descubrí que había revistas especializadas en el tema y decidí comprar una. Desnivel. En su interior fotos increíbles, aventuras y un puñado de números, letras y signos que hacían que la lectura fuera un caos. Cuando empezaba a introducirme en el contenido y contexto de cualquier artículo enseguida un 7c, un A2 o un campo 3. Joder qué les pasa???

Poco a poco fui entendiendo que esas letras, signos y números eran un método, subjetivo eso sí, para diferenciar las vías de escalada según una dificultad. Así, antes de empezar cualquier ruta de escalada, podías saber cuán difícil podía llegar a ser ésta. 

Yo empecé por el IVy V grado. Durante un tiempo estuve haciendo todas las vías de esa dificultad que podía, pues lo que quería, ante todo, era escalar mucho. Mientras contemplaba cómo los "mákinas" hacían vías de 6º grado. Que si 6b+, 6c... A mi me parecía un mundo. Mucha destreza y mucha fuerza iba a necesitar para hacer algo así. 

Un día un amigo me montó un 6a para que pudiera intentarla de segundo. Recuerdo que lo di todo y gracias a los ánimos de los que abajo se encontraban pude llegar a la cadena sin caer. Creo que esa fue mi primera apretada de verdad.

A mí, hacer el primer 6a me costó mucho. No recuerdo exactamente cuál fue, pero creo que fue en Benaoján. Una vía de unos 10 metros que se llama "Los tres ermitaños". Luego seguí haciendo vías de V y algunos 6a. 

El el 6º grado me apalanqué bastante. Mis amigos estaban más en forma que yo, por lo que progresaron más rápidamente. Alguno empezaba a meterse en vías de 7a. A mi eso del 7a me parecía algo tan lejano que ni se me pasaba por la cabeza intentar alguno. 

Ahora estamos en 2004. Entre Sergio, David, Antoin, Varo y yo hemos montado un pequeño bulder en un garaje tan equeño como el tamaño de un clio y dos sillas de playa al lado. Pero empiezo a saber qué es eso que me iba a acompañar en los próximos 8 años. La motivación... Escalar pasa de gustarme mucho a apasionarme. Comienzo a "entrenar" entre semana y escalar los dos días del fin de semana.

Un día pruebo un 7a y zás.... Encadeno mi primera vía de séptimo grado. La escalada me "atrapa". hora no solo me apasiona escalar, sino que comienzo a cogerle el gusto a una parte fundamental, para mí, de la escalada... Apretar... Empiezo a entender que si aprietas subes más alto, que si aprietas siempre puedes más... Así, en los años posteriores, hago vías de grados impensables para mí en mis inicios como escalador ocasional. "Bailando con Lobos, 7b+" fue toda una proeza para mí. Ya estaba "satisfecho". Yo, que era el más rellenito del grupito de escalada, el que tenía menos condiciones y cualidades, había podido encadenar una vía de esa magnitud. Solo hay que ponerse debajo de ese muro desplomado para darse cuenta de que subirse por sus 20 metros de roca caliza perfecta es algo que desafía las leyes de la gravedad. Yo y la gravedad..... hahahaha. 

8a....

Eso sí que me daba la risa... 8a era para gente muy muy mákina. eso ya no tenía que ver nada con apretar, ni con la gravedad. Tenía que ver con un concepto diferente a todo lo que yo había adquirido hasta entonces. era meter en la coctelera los siguientes ingredientes: Motivación, pasión, apretar, darlo todo, amar lo que haces... Luego lo agitas todo y el resultado se traduce en dos palabras: A Muerte!! Bueno, en realidad en tres palabras: A Muerte Bicho!! 


      Después de encadenar mi primer 8a. Celebración con tarta incluida coño....
Un día te pones aprobar uno y te das cuenta de que sí, de que ya "sabes escalar". Hay que poner todo lo que tienes... Toda la técnica, todo el físico, todo el psíquico, toda la pasión. Sentir la roca, amar lo que haces. Y sale. Ya te digo si sale. Desde que en 2008 hiciera mi primera vía de octavo grado "Lucas Raider" (ahora de 7c+) he disfrutado más que nunca de la escalada. No solo por el grado, que creo que es algo importante de la escalada (pero no lo más importante ni, por supuesto, lo único), si no por la sensación de ir "A Muerte Bicho", a la vez que he podido hacer vías increíbles. 


Lourdes ha sido una de las vías más impresionantes que he tenido el privilegio de hacer. El grado no es tan importante como la posibilidad de subirse por una vía tan bella.

La semana más dulce...

Hace poco, hablando con mi amigo Enri, le decía lo feliz y satisfecho que me sentía de haber podido llegar a hacer vías de octavo grado. "illooo para mí haber llegado a hacer 8a es algo increíble. Nunca pensé en poder subirme por vías de este calibre, de esta belleza.. Yo me siento satisfecho así, aunque quién quita el poder hacer más? (lo he puesto un poco moñas pero es que la conversación literal no la iba a entender gente de La Muela hacia el norte). el caso es que 8a era algo inhumano lejos de cualquier pensamiento en mi mente durante mis años de escalador. Pero lo de esta semana ha sido algo que jamás hubiera podido imaginar. No se que ha pasado. pero me encontrado en una forma física hasta ahora desconocida, como contaba en el post anterior.

El sábado pasado encadenaba dos 8a en el mismo día. Eso fue algo impresionante. 



En el tramo, para mí, más guapo de "Impresionante", también común con la conexión "Impresionante - Rosa Mágica L2" mi primer 8a+

Pero mi mejor día pasó a ser mi mejor semana ayer sábado. Ayer encadené mi primera vía de 8a+. 40 metros de desplome con un bloque al principio que un día me pareció realmente difícil para mí, 40 metros de continuidad pura sobre las chorreras perfectas que cualquier escalador querría escalar, 40 metros de pasión, de darlo todo, de apretar, de disfrutar. 40 metros de escalar A Muerte Bicho.....

domingo, 20 de mayo de 2012

IMPRESIONANTE POR PARTIDA DOBLE....

El otro día escuché una frase. Era una frase bastante simple y directa que, al oírla, me hizo sonreír. Esa frase lleva presente en mi mente durante muchos años.

"El mundo necesita gente que ame lo que hace....."


Me encanta la gente apasionada, la gente que disfruta con lo que hace, la gente a la que, mientras habla contigo, les brilla los ojos, la gente que al acostarse cada noche, al cerrar los ojos, se imaginan encadenando la vía más maravillosa del mundo, cogiendo la ola perfecta o subiendo a la montaña más bella de la tierra. Pasión. Si no tienes pasión, si no tienes nada por lo que tus ojos puedan brillar estás muerto.

A mí me brillan los ojos cuando escalo, cuando llego a La Muela con la mejor compañía del mundo, cuando a los cinco minutos de estar bajo ese imponente muro desplomado las risas nos envuelven en un ambiente relajado y divertido. Me brillan con el olor de ese pequeño trocito de montaña donde nos damos encuentro casi cada semana para escalar. Como suena, verdad?  Escalar... Por un momento, puedo cerrar los ojos mientras escribo y recordar ese olor. El olor de la roca de La Muela, el olor a tierra fértil de esos frondosos montes, el olor a escalada.

Ayer fue un día inolvidable en La Muela. Cualquiera diría, viendo la predicción meteorológica, que iba a ser uno de esos sábados de quedarte en casa viendo una peli mala de Antena3 y durmiendo la siesta, tomando café con dulces para merendar y y darle vueltas y vueltas al TDT. Pero nosotros sabíamos que no era así. El muro de La Muela desploma tanto que no importa lo que llueva y la temperatura había pasado de ser extremadamente infernal a simplemente perfecta. Los días son ya largos y nuestra motivación crece proporcionalmente con la bajada de temperatura. Qué podíamos hacer mejor que ir a darle un buen pegue a alguna excelente vía de La Muela?

Allí nos reunimos los de siempre. Estamos pensando en hacer unas camisetas con el siguiente eslogan: "Yo escalo en La Muela, si vas a escalar en cualquier otro sitio ni me llames" :) El ambiente era relajado. Risas, bromas y comenzamos a calentar....

6c+: Esta es una vía que suelo hacer a veces para calentar. Para estirar un poco los músculos antes de empezar a poner mi cuerpo en manos de la gravedad. Me encontraba bien, pero no era una vía en la que pudiera comprobar en qué estado de forma estaba. Quizás, simplemente, la había hecho más rápido de lo normal.

7c "Hechizado": Esta es una clásica que utilizamos para calentar. Normalmente la encadeno, ya que la he hecho como unas diez mil veces. Pero ayer fue diferente. A medida que iba subiendo sentía como los pasos no me costaban absolutamente nada. Quizás fuera el tacto perfecto que ofrecía la caliza muelera o, quizás también, fuera esa energía, procedente de mi asegurador especial, que, a través de la cuerda, llegaba hasta mí. "Es increíble cómo voy, tía". Puede ser también que fuera por haber hecho antes una vía más fácil. Hay que calentar bien.

8a "Impresionante": Me encontraba bien, el tacto era bueno, la temperatura también y ya no iban a quedar días tan buenos en La Muela con la inminente llegada del calor. Vamos a probar suerte y a darle un pegue sin presión. A medida que iba subiendo por esa primera parte de escalada exigente también podía sentir cómo los pasos costaban menos de lo normal. Pero al llegar al "crux" fallé con los pies y caí. Grito de impotencia y para abajo. El día es demasiado perfecto para estar dándole un pegue a una vía de cuarenta metros en la que me caigo a los cinco.

8a: "Fumanchú - Rosa Mágica L2": Esta línea es una de las mejores que he probado en La Muela. Encadenarla se convirtió en un proyecto hacía una semana. Cansado de caer en "Impresionante" esta línea era "más para mí". Más metros, más continuidad y menos fuerza. En el primer tramo fue cuando comencé a sentir algo extraordinario. No solo los pasos me parecían menos duros, sino que no me cansaba. Casi sin darme cuenta había encadenado el primer largo y estaba en el paso "clave" del segundo. Un canto importante mojado y sin darme cuenta estaba en la sección final. No tenía fresco los movimientos, los pies, ya que solo había pasado una vez en los últimos 3 años. Pero mi cuerpo parecía no pesar y de repente estaba pasando la cuerda por la cinta de la reunión. Increíble.

"Tío, no se qué pasa, de verdad. Tienen que ser los biorritmos o las croquetas rellenas de queso del "Arsenio" de la noche anterior. "No se, pero por si acaso esto no se vuelve a repetir en los próximos 4 años, yo voy a descansar un rato y a darle otro pegue a mi eterno proyeto "Impresionante"

8a "Impresionante": Sabía que me encontraba extreñamente bien físicamente, pero también sabía que había encadenado hacía un rato un 8a de 40 metros, y eso puede pasar factura. Pero, y si suena la flauta? A muerte y a ver que pasa. Comienzo la primera parte de escalada difícil y sigo encontrándome bien. Llego al "cruz" y zás!! Lo hago. "Joder tío, ahora te quedan 30 metros para bordar un día extraordinario, no falles vale? Relaja, aprovecha los reposos y, sobre todo, disfruta de esto que estás haciendo. Mira hacia abajo y mira quien te asegura, está ahí, contigo. Escucha su voz animándote. Escala.....

Dos vías de 8a en el día.......

"El mundo necesita gente que ame lo que hace........."

miércoles, 16 de mayo de 2012

LO ASUMAS O NO....

Hay cosas que hay que asumir; como que no te salga esa vía que tanto te gusta y a la que le has dado tantos pegues que escalar por ella es algo mecánico. Vuelves a caer, una y otra vez. Lo asumes, no sale. Es no quiere decir que no vaya a seguir intentándolo, sino que el no conseguirlo no tiene que ser motivo de frustración. Por qué? porque el disfrute, como ya he dicho en muchas ocasiones, tiene que ser el camino, intentarlo.

Siempre me gustaron los retos difíciles. Por ello se que al final saldrá, y disfrutaré en cada intento. Porque intentarlo, por ahora, es divertido y gratificante, y si algún día deja de serlo tomaré la decisión acertada de dejarla a un lado, asumir que no fue una vía para mí y a otra cosa mariposa.

Sin embargo, en ocasiones, en otros aspectos de la vida mucho más importantes que subirse por piedras, no tomamos esa determinación. Nos damos de bruces una y otra vez con la misma piedra, pasando por la frustración que conlleva ser analítico con uno mismo y, aún así, seguir inmerso en conseguir un propósito imposible. Es como creer que puedes hacer un 9a+ y ver, en cada pegue, que no solo no te mueves por el imposible jeroglífico de movimiento que ofrece la roca, sino que además sufres en cada intento. Deja la vía de un vez, porque ya no disfrutas de la escalada. Qué buscas? Ve por otra cosa, más fácil, más de tu estilo, y vuelve a disfrutar del arte de escalar.

Porque si no lo hacemos, veremos como el "crianza" se vuelve "reserva" y no habremos probado ni una gota de vino. Pasaremos los días solos esperando oír un timbre que nunca suena,, mientras que podemos invitar a alguien que quiera pasar, descorchar esa botella y mojar sus labios en el suave vino. Si somos capaces no habrá móviles apagados, mensajes sin contestar, frases sin oír. Sonrisas y no risas es lo que yo quiero. Palabras que no se lleve el viento es lo que yo anhelo. Palabras que van de la mano con lo que puedo ver y sentir.

Nunca me importó gastarme dinero en gasolina en aquella época en la que disfrutaba intentando esa vía. Porque disfrutar de ello y compartirlo, bien merece una buena botella de vino.


viernes, 4 de mayo de 2012

EL DÍA DE MI CUMPLEAÑOS


Ayer me enteré de que El Corte Inglés de Cádiz ya tenía unos once años. Me enteré por casualidad, ya que no me gustan los centros comerciales, porque me mareo nada más entrar. El caso es que, ese hecho, me hizo pensar en lo rápido que pasa el tiempo. Yo no le daba más de 5 0 6 años a ese bello edificio, increíble. Hoy es mi cumpleaños, 34 primaveras. Me gusta haber nacido en primavera: Solecito, buena temperatura, roca seca. El mes de mayo es el mes de las flores y el mes en el que nacieron las personas más cabezotas del mundo mundial. Creo que fui cabezota hasta para nacer. Según mi madre, junto a mi padre los culpables de mi existencia, tardé tres días en salir de su vientre, a la pobre ya le empecé a dar guerra por entonces. Nací a eso de las 08:30h de la mañana de un miércoles 03 de mayo de 1978. El mundo no sabía lo que se le venía encima…. 

Hoy he recibido muchas felicitaciones. La mayoría de ellas a través de ese espacio fascinante que nos tiene enganchado a una gran parte de la población mundial, Facebook. Las felicitaciones a través de Facebook están bien porque te hace, de una forma muy artificial, eso sí, sentir especial.  El truco está en que cuando te registras en esta red social tienes que introducir tu día de ncimiento, y Facebook se encarga de recordar diariamente a todos sus usuarios qué amig@s cumplen años ese día. Aun así, es un detalle que, en esta vida ajetreada, haya gente que haya decidido “malgastar” unos segundos en escribir unas palabras dedicadas a mí. Hay de todo; están los escaladores fanáticos, que te desean un eliz día de roca y encadenes. El más motivante el de mi colega Michal, que dice así: “Happy birthday Jose! 100 one hand pull ups!:) Many nice routes, many hard OS and RP`s, a lot of fun from climbing and a lot, a lot motivation to sending hard projects!!!!! Have a nice day!!” “Feliz cumpleaños jose! 100 dominadas con una mano!:) Muchas buenas vías, muchas vías duras a vista y encadenes, mucha diversión escalando y mucha mucha motivación para encadenar duros proyectos!!!!! Ten un buen día!!,, Luego los familiares, que te desean un gran día especial, acompañado por el parentesco en cuestión, primo, cuñado, etc. Entre tanto está Varo, que, con su forma excepcional de expresarse, me dedica una emotiva frase: FELICIDADES. Me gusta Varo y su forma sencilla de ser. También, como no en estos tiempos, se felicita por WhatsApp: “Espero que tengas un buen día” “Un día gris, espero que fluya”.  Cierto es que ninguno de ellos se ha gastado un pavo en felicitarme, y eso es de agradecer después de lo tiesa que está la cosa. Los que sí se han gastado 20 céntios son los de una inmobiliaria que me han mandado un  desfasado SMS (“Short Message Service") felicitándome en  este día especial (Tiesos de móviles). A todos los que se han molestado en dedicar unos segundos os doy las gracias.


Pero realmente quienes se merecen un agradecimiento especial son mi familia. Mis padres, hermanos y una personita que se ha colado así, por la cara, como dice ella. Mis padres y hermanos, como siempre, volcados en el deseo sin condición de felicidad que tenemos la OBLIGACIÓN de alcanzar en esta vida. Y esa personita... me felicitó anoche a las 00:01h. Me la imagino ahí, en su escritorio, muerta de sueño, mirando el reloj y contando los segundos. Luego me dijo lo más bonito que se le puede decir a una persona: "Me alegro de que nacieras". Creo que no hace falta explicar lo que significa una frase así, pero aún así lo haré. Alegrarse por mi existencia. Así, sin más. Eso implica muchas cosas. No hay posesión, ni conveniencia. No es  un "gracias por ser MI amigo", ni un TE quiero". El Ego desaparece y agradece, simplemente, el hecho de que exista. Muy bonito Marina, GRACIAS! Fanatic Village is waiting for us!! i´m thankfull for you existence as well. You make my life easier.      I´m looking forward to live with you.

Pero, qué es un cumpleaños sin regalos?

El primer regalo a agradecer es el de mi familia. Sin mis padres no podría dar el paso de gigante que di ayer. Gracias también a mis hermanos por sus detallitos.

Luego Enri y Gustavo me han hecho  un regalo muy divertido. Durante un buen rato, en mi Facebook, han mantenido una batalla campal online inigualable. Se han dicho de todo menos amor. En estos días grises y de lluvia no hay regalo mejor que una bronca virtual. Gracias chicos, se que lo habéis hecho por mí!!


Luego quedé por la tarde con Marina. Estaba tan ilusionada por mi cumpleaños que parecía que fuera el suyo. No se cuántos "abrazos de aduana" me dedicó (cada vez que pasaba por mi lado para ir a cualquier sitio, básicamente al baño, me daba un abrazo a la vez que decía "profe, que hoy ess tu cumple!!". Y con toda esa ilusión me da su regalo. Me encantan los regalos elaborados. El de ella era un bloc de notas, pero uno de los buenos, de la marca (espera que lo miro...) Moleskine, muy bonito. En su interior hojas vacías (claro es un bloc para notas). Ella ha ido adornando las hojas con encabezados y pies de páginas con frases nuestras de escalada fanática y de otros muchos célebres escaladores. También ha pegado, en páginas al azar, alguna fotos de nuestros "ídolos" de la escalada. Un regalo muy elaborado y muy guapo. Gracias!! 

No podía haber un día especial si, como dice Antoin, no nos mojamos las manos de magnesio. Y ahí es que fuimos, al roco un rato. Y como uno no se va a tomar un café después de escalar, sino que tomarse un café después de escalar es parte de la propia escalada, nos fuimos a tomar un café. Lo que ocurre es que lo cambiamos por cerveza (menos Marina que es de tinto y Varo que es mariquita y bebe 0,0). Sandra, Marina, Varo, Antoin y yo hicimos el último brindis por un día especial. Gracias a todos los que habéis contribuido para que así fuera....

Y bueno, el mal sabor de boca de esos pensamientos tristes por no haber podido compartir este día con algunas personas a las que le tienes un cariño especial, como el día. Pero últimamente estoy aprendiendo una cosa: Si puedes hacer algo para que la cosa sea como quieres, hazlo. Sino puedes hacer nada, olvídate de ello y disfruta de lo que sí tienes. Estoy intentando aprender a NO esperar nada de nadie. Quien quiera darte algo que te lo de, e intentar quedarme con la premisa de que para ser feliz hay que relajarse, esperar menos y dar más. MUCHAS GRACIAS A TODOS!!!!