martes, 10 de enero de 2012

MISS LOURDES...




Tumbado sobre la pequeña y verde pradera del Makinódromo, al resguardo del incómodo viento que nos azota desde que llegamos al sector, puedo ver la mayor parte de este muro impresionante y desplomado, tanto que da miedo mirar hacia arriba, como si se tratara de un monstruo pétreo de afilados dientes que amenazan con engullirte y que a su vez hace que te des cuenta de cuán pequeño e insignificante eres.


El muro está salpicado de excelentes y sinuosas vías que recorren chorreras, estalactitas, columnas y un sin fin de formaciones kársticas. Aquí tumbado puedo imaginar vías, movimientos, reposos, encadenes, sueños de roca.

Pero en en centro existe una línea de esas que todo escalador alguna vez ha soñado con escalar. Esa vía que cuando llegaron los primeros equipadores, aún con el muro "virgen", tuvieron claro por dónde empezar. Lourdes es una vía extremadamente desplomada, de unos 30 metros de longitud, plagada de chorreras, estalactitas, agujeros, reposos... Un laberinto de roca caliza con un sinfín de trucos, que exige tener una continuidad endiablada y un buen físico.

Es la vía que se lleva todas las miradas de los escaladores que pasan por debajo. Todo el mundo desea hacerla. los más fuertes la hacen por el simple placer de subirse por sus caprichosas formaciones. Los que no estamos tan fuertes la abordamos a pegues y disfrutamos de asimilar sus movimientos, comprender lo que te ofrece, cautivar a Lourdes.

En El Chorro, entre semana, también se escala. Sobre todo esos guiris de países com Inglaterra, Polonia, suiza o Suecia (el coño de tu puta madre). Hoy mientras íbamos por los túneles, de camino hacia el Maki, no podía dejar de sonreír al ver cómo los sectores cercanos al coche se quedaban solos y la gente se encomendaba al Maki y a la hora de subida...

Merece la pena una hora de pateo cuesta arriba??? ya creo que sí...

Cuatro pegues en dos días me dejan literalmente destrozado. Creo que hay una parte de mi cuerpo que aún no me duele, sabéis cuál?

Las piernas destrozadas de la caminata y los numerosos empotres de rodilla, y el torso dolorido desde los hombros hasta las muñecas....

Pero creo que mañana volveremos a intentar camelar a la señorita Lourdes, a ver si se deja.. Yo por lo pronto le voy dando pegues, ofreciéndole lo mejor de mí, engatusándola, y cuando menos se lo espere....PON PON.... jejeje........


No hay comentarios:

Publicar un comentario