sábado, 24 de diciembre de 2011

EL MOMENTO DEL CAMBIO (por la puta cara..)


Un año más llegan estas fechas, entrañables para algunos, tristes para otros, en las que en el ambiente se respira un aire un tanto... enrarecido. Y es que, un año se acaba para dar paso a otro, mucho más esperanzador, lleno de nuevos proyectos y de buenas intenciones, donde nos hemos propuesto que las cosas que no nos han ido tan bien cambien y que nuestro camino siga firme o enderece su rumbo. Buenos propósitos en unas fechas en las que la palabra "feliz" nos bombardea continuamente; el deseo de todos por que la felicidad nos alcance, así como así, por la simplicidad de un número en el calendario.

Y eso no es así. Nuestro camino no se enderecerá por obra y gracia del Espíritu Santo, ni porque cantemos más villancicos, ni por desearle a más gente un feliz año nuevo, ni por mandar mil wasaps a todos nuestros amigos con simpáticos y bellos deseos de felicidad. No va a cambiar nada.

En ese "mágico" momento, cuando suena la duodécima campanada y un año nuevo comienza, NO cambia absolutamente nada. Ojalá fuera así!!

Sí que pienso que el año nuevo es un buen punto de referencia para comenzar un nuevo proyecto, para cambiar ese "algo" de lo que no estamos orgullosos o simplemente para ir más allá en nuestra evolución como personas y mejorar. Pero siempre con una actitud, con una acción.

Hagamos algo, que ya va siendo hora...

Yo voy a comenzar por los cimientos. Crear una buena base para que apoye todo ese buen hacer que me espera en el nuevo año. Lo primero que voy a hacer (y lo hago por ese cambio necesario en nuestra conducta con el resto de la humanidad, no porque esté deseándolo) es pasar todas las navidades y el año nuevo en El Chorro. Se esa forma mis Chakras, estando tan en contacto con la naturaleza, se alinearán correctamente con el Universo y con todas esas cosas que no llego a entender nunca. Pero si hay que alinear los Chakras pienso que en El Chorro seguro que lo consigo probando alguna vía dura para mí e intentando encadenarla.

Luego voy a intentar que no me den gato por liebre. Aunque los gatos me parecen unos animales increíbles por ser autodependientes (la independencia no existe), y las liebres pues no se qué hacen todo el día corriendo. Me parece que es un coñazo de vida la de una liebre. Es un animal muy rápido, algo admirable. Pero es rápido porque no ha tenido más cojones que evolucionar de esa forma porque desde que sale el sol hasta el ocaso le quieren pegar un tiro. Qué lástima... En fin, que lo que voy a intentar es que no me den coba, ni juegue nadie conmigo, porque eso altera el perfecto alineamiento que trataré de conseguir para mis Chakras (quién me iba a decir cuando estudiaba biología que también tenía Chakras).

Es curioso como he ido evolucionando en los últimos años hasta tal punto que no solo veo como la gente intenta darme coba u/o engañarme (el u/o es algo que no voy a explicar), sino que además he desarrollado (bueno hemos, perdona Marina) la capacidad para ver cómo la gente se autoengaña (nos incluimos absolutamente, pero nos damos cuenta) para poder vivir de una forma más placentera y evitar hacer el esfuerzo de cambiar.

Después de la solida base para mi mejoría y evolución que será estar en El Chorro en ese importante momento que cambiará nuestras vidas (otra vez) y tomar consciencia de todo mi ser, evitando el engaño y autoengaño, viendo las cosas tal y como son, la tercera premisa para conseguir el Zen en este 2012 será.....

Desearos a todos una FELIZ navidad. Mis mejores deseos de CORAZÓN y espero que este año nuevo os haga (así por la puta cara) mejores personas..... Nos Vemos en El Chorro........

2 comentarios:

  1. compadrazo, muchas gracias por los deseos para el año que viene, pero sobre todo por el momento de reflezión. A por el Zen compadre!

    ResponderEliminar
  2. Guillermoooooooooooo vente pal chorro no illoooooooooooooooo!! No seas boludo ché... quiero empezar el año diciendo: qué weno que viniste!!

    ResponderEliminar