martes, 17 de mayo de 2011

LA BARBACOA...LA BARBACOA...COMO ME GUSTA...


Una vez me preguntó una chica... "Haces algo aparte de escalar"? Me quedé un poco descuadrado ante la elaborada pregunta, a lo que contesté... "Bloque, hago algo de bloque..." Ante esa velocidad de reacción que tuve, gracias a ese momento de inspiración divina, salí del paso con más o menos dignidad (lógicamente la chica no sabía qué era eso del bloque y tampoco tenía la suficiente confianza para poder parecer preguntona por lo que la cosa se quedó ahí).

Este fin de semana quisimos hacer algo diferente y especial (esto es un poco trampa, porque lo hicimos por la noche, después de escalar y antes de escalar al día siguiente, por lo que no modificamos mucho nuestra rutina de fin de semana).

Pero todo comienza como siempre. Amanece un sábado veraniego, con cielo espejado y temperaturas un poco altas debido al incesante viento de levante que nos acompaña durante varios días. Nos vamos a Grazalema y nos encontramos con una multitud de escaladores. Nunca había visto tanta gente en esta escuela, aunque la calidad de sus rutas bien merecen la visita. Gente de todos los rincones de Andalucía cataron la caliza grazalemeña.

Lo especial fue irnos a dormir a La Muela, llevarnos una gran nevera llena de hielo y litros de cerveza, comprar carne de la buena, carbón y HU -HÁ... LA BARBACOA!!

Y salió a lo grande. Una noche perfecta en un entorno tranquilo.. Lo mejor la labor del cocinero. Procedente de la mismísima Argentina, con ese toque que solo un boludo podría darle a la carne a la brasa. Bien Guillermo, eres un crack!!

Tan bien salió que al día siguiente no hubo mucho que hacer. Las manos dolían, en cuerpo pesaba y la cabeza... trastornada. A ver cuando es la próxima???

No hay comentarios:

Publicar un comentario