lunes, 23 de mayo de 2011

HABÍA UNA VEZ....UN CIRCO

Y eso exactamente es lo que parecía el pasado sábado la escuela de San Bartolo. Por qué se me ocurriría buscarme un proyecto allí?

Puedo parecer repetitivo con este post, pero no me queda otra que “denunciar” lo ocurrido el sábado en esta escuela.

San Bartolo es una escuela única. Por estar localizada en el extremo sur de Europa, lindando con Marruecos y ofreciendo unas vistas preciosas del continente africano. Por su cercanía a la impresionante playa de Bolonia con su blanca arena. Por las vías de calidad que ofrece la roca arenisca. Por la diversidad de grados que ofrecen sus rutas. Por todo ello.

Pero la afluencia de un gran número de escaladores a veces es un problema. Es cierto que no es un buen destino si quieres pasar un tranquilo día de escalada con tu compañero de cordada en la soledad de la montaña. En escuelas de este tipo es normal que el overbooking se suceda sábado tras sábado y que sus vías más emblemáticas tengan cola. Hasta ahí de acuerdo. Es algo que quién va a San Bartolo un sábado de primavera tiene que asumir, al igual que quien va a Rodellar en Agosto o visita El Chorro en Semana Santa.

Pero lo que nunca debe suceder en ninguna escuela de escalada y lo que los escaladores debemos evitar que ocurra es lo siguiente.

Perros sueltos peleándose y revoloteando en la comida de los demás escaladores. Los dueños normalmente suelen compararlo con un niño que llora. Impresionante. No es ético amarrar a un niño, ni hay tiendas especializadas en vender correas ni bozales para niños. Ah!!! Creo que te pueden meter en la cárcel si dejas a tu niño en casa encerrado con un cubito lleno de pienso y un cacharro con agua. No es lo mismo un perro que un niño. Conozco casos de perro de esos que “no hacen nada” que mordieron a algún niño, que quitaron la comida de otros niños intimidándoles y haciéndoles llorar. Perros subidos en cuerdas mientras sus dueños escalan 50 metros retirados. Cacas de otros canes por ahí suelas. Quieres pasear a tu perro libremente por el campo? No lo lleves a una escuela de escalada, hay mucho monte para pasear con tu perro libremente y sin molestar a los demás. Si lo haces que el perrito esté a tu lado, si escalas lo amarras, si se caga lo limpias, y si jode te piras con él. No sería la primera escuela en la que prohibieran la escalada por culpa de los dueños irresponsables de los canes. Para escalar no hace falta tener un perro eh?
Lo siguiente es lo que me parece el tema más delicado y en el que deberíamos reflexionar un poco más. Situaciones de este fin de semana.

1) Viernes: Cordada escalando en mosaico. El escalador “abre” la vía de primero temblando como un pollo mientras el asegurador no toca ninguno de los dos tramos de cuerdas que salen de su nuevo y flamante Grigri 2. Tras percibir esta delicada situación, mi compañera acude al instante e intentar solucionar el tremendo caos. Le dice al escalador que se ancle y éste no sabe ni siquiera que es eso de anclarse. Tras explicárselo intentamos darle un curso exprés de utilización del Grigri y seguir escalando esperando que no les ocurra nada. Eso sí, ya se nos había cortado el rollo. Lo peor de todo es que no se tomaron la molestia de ver la ficha técnica del Grigri donde viene explicado cómo debe utilizarse. Recordáis las ilustraciones con las calaveras? Pues estos debían llevar todas juntas!! De peli de miedo.

2) Sábado: lo del sábado es caso aparte. Eso era todo un thriller de terror. Creo incluso que se podía oír en varios momentos aquella musiquilla que seguro que todos recordamos cuando en Psicosis mientras la chica se duchaba…. Y es que, literalmente, daba miedo. Gritos y bullicio aparte los hechos fueron lamentables. Cordadas inexpertas que escalaban de primero. En una vía de 7 chapas, un escalador pasó hasta 5 veces la cuerda al revés por las cintas. Cinco de siete!! Por supuesto que en muchos momentos la cuerda la llevaba mal entre las piernas, por supuesto que no llevaba casco. Y por supuesto el asegurador cogía de forma errónea el Grigri. Eso sí. Felicitaciones tras haber encadenado!! Arneses mal colocados sin la vuelta de seguridad, top rope sin poner expreses en la reunión desgastando así el mosquetón de la misma, cuerdas que caen sin avisar y gente que caen de igual forma. Gente inexperta enseñando lo que no saben!! Es como aquel juego que se decía una frase en el oído del compañero y este se la decía al oído al otro y así sucesivamente hasta que el último decía la frase que le había llegado en voz alta y todos descubrían que no tenía nada que ver con la frase original… Pues así iba la cosa hasta que ocurrió algo que lamentablemente tenía que ocurrir. Escalador inexperto, segundo o tercer día de escalada, segunda vía de primero (la primera había sido un V en la que lógicamente había cometido errores pero debido a la escasa dificultad de ésta no había ocurrido lo que ocurrió a continuación). Ésta era un 6a+ exigente. Escalador sin casco. Alentado por su ego. Sin que nadie, al verlo escalar de forma precaria, impidiera lo que ocurriría. 4º chapa de la vía. Travesía a la derecha y vuelo descontrolado que lo golpea bruscamente contra la roca. Contusiones en hombro y rodilla y esguince de tobillo. Le tienen que sacar líquido de la rodilla e inmovilizarle el tobillo. Podía haber sido peor.

Hace poco escribí sobre todo esto. Sobre lo mal encaminado que está el tema. Me apena tremendamente tener que decidir irme de un sector porque quienes están escalando pueden hacerse daño, y mi impotencia aumenta cuando ves que tras corregirles o aconsejarles hacen caso omiso. Porque ellos saben y no se van a gastar dinero en un curso. Porque a ellos les enseña su colega que ese sí que sabe.

Aseguramiento dinámico, parabolt, spit, químico… qué es eso? Yo he encadenado un V y ahora Mosaico…

Las vías ya están abiertas, tú las montas. Las chapas están puestas en la pared, lo que tu llevas son cintas. El cabo es la punta de la cuerda. Dar más cuerda no es igual a caída dinámica si no caía más larga. Caída dinámica es dar “un pasito hacia delante”. El Grigri es de Petzl, los otros sistemas de aseguramientos tienen sus propios nombres y se utilizan de otra manera. Encadenar es no caerse y nunca se encadena al top rope. Una daga de anclaje no existe. Una daga es un cuchillo. En la reunión se dejan cintas para no desgastar el mosquetón de la propia reunión. Rapelar no es que te baje tu compañero. Al top rope no existe el vuelo.

Eso sí….Lleno de alegría e ilusión… vamos de paseo…pi, pi, pi….

martes, 17 de mayo de 2011

LA BARBACOA...LA BARBACOA...COMO ME GUSTA...


Una vez me preguntó una chica... "Haces algo aparte de escalar"? Me quedé un poco descuadrado ante la elaborada pregunta, a lo que contesté... "Bloque, hago algo de bloque..." Ante esa velocidad de reacción que tuve, gracias a ese momento de inspiración divina, salí del paso con más o menos dignidad (lógicamente la chica no sabía qué era eso del bloque y tampoco tenía la suficiente confianza para poder parecer preguntona por lo que la cosa se quedó ahí).

Este fin de semana quisimos hacer algo diferente y especial (esto es un poco trampa, porque lo hicimos por la noche, después de escalar y antes de escalar al día siguiente, por lo que no modificamos mucho nuestra rutina de fin de semana).

Pero todo comienza como siempre. Amanece un sábado veraniego, con cielo espejado y temperaturas un poco altas debido al incesante viento de levante que nos acompaña durante varios días. Nos vamos a Grazalema y nos encontramos con una multitud de escaladores. Nunca había visto tanta gente en esta escuela, aunque la calidad de sus rutas bien merecen la visita. Gente de todos los rincones de Andalucía cataron la caliza grazalemeña.

Lo especial fue irnos a dormir a La Muela, llevarnos una gran nevera llena de hielo y litros de cerveza, comprar carne de la buena, carbón y HU -HÁ... LA BARBACOA!!

Y salió a lo grande. Una noche perfecta en un entorno tranquilo.. Lo mejor la labor del cocinero. Procedente de la mismísima Argentina, con ese toque que solo un boludo podría darle a la carne a la brasa. Bien Guillermo, eres un crack!!

Tan bien salió que al día siguiente no hubo mucho que hacer. Las manos dolían, en cuerpo pesaba y la cabeza... trastornada. A ver cuando es la próxima???

viernes, 6 de mayo de 2011

NO ENTIENDO NADA....

Cuando empecé a escalar era todo diferente. Nuestra principal inquietud era aprender las técnicas necesarias de seguridad para poder escalar. Ese era nuestro aprendizaje. Asegurar, ir de primero, saber qué era eso de aseguramiento dinámico, montar reuniones, etc… Las bicicletas, los pegues y los proyectos llegaron más adelante. A decir verdad, no empezaron a haber proyectos hasta que no empezamos con los 7b+. Quizás por esa razón hoy, después de 11 años, sigo escalando. Amaba este deporte por encima de los números y las letras, por lo que ello significaba.

Seguro que, por aquel entonces, no podría entender la escalada de la forma que la estoy viendo ahora. Cuando quedar significaba marcar un “956”. Irónicamente, todo era mucho más fácil.

En estos tiempos de iphones, correos electrónicos, what´s up??? En estos tiempos de 15 céntimos por comunicarte añoras esa tarde de domingo asegurando a tu amigo con un ocho, con la mano derecha tensa sobre la cuerda de freno, con tus botas de trekking firmes sobre el suelo calcáreo del pie de vía de ese nuevo 6a. Echábamos a pares o nones a quién le tocaría ir primero en esa vía aún por descubrir.

Ahora se rompen cantos de vías porque alguien piensa que su ética es la que cuenta; ahora se rompen cantos de vías para que la ruta en cuestión tenga la dificultad ansiada; ahora los proyectos vienen antes de ni siquiera saber desmontar una reunión; ahora si no llamas no escalas porque cada uno tiene sus intereses comunes, más allá de aquello que me enamoró de la escalada, más allá de la verdadera esencia que me hizo engancharme a esta forma de vida. Después de todo este tiempo te ves obligado a agachar la cabeza y recordar todo aquello para que esa llama ardiente siga quemándote y haciendo que te suden las manos cuando piensas en todo lo que te enamoró, y que hoy parece que no tiene valor.

He sido testigo de tantas cosas…. Tres no podemos ir a escalar porque somos impares y se tarda mucho en el proyecto; no te pillo porque me voy a fumar un cigarro; a ese sector no voy contigo porque no hay vías para mí, aunque no escales tú; no te he llamado porque YO creí que no podías venir…. Me pregunto a menudo si seguirán trepando estos escaladores después de 11 años.

Hoy estoy triste por ser testigo de la cara oculta de mi pasión, de la parte fea y egoísta de quienes hacen de la escalada algo sin esencia , sin carácter, sin sustancia…

Yo espero que esto se desvanezca, que sea algo efímero. Aunque dudo que así sea. Mientras llamaré a mi colega de siempre y nos iremos a escalar, a probar y encadenar mi duro proyecto. Y si caigo y no encadeno no habrá pasado nada. Seguiré disfrutando de la roca, de su olor, de su textura, del movimiento; de la compañía de quien hicieron de esto mi pasión; de las vías fáciles; de las difíciles y de las imposibles; con la cuerda por abajo, pasando miedo, saltándome la cinta imposible de chapar y confiando en mi compañero que me aguarda, me anima y lo vive conmigo; ya seamos dos, tres o quince…. Quién se quiera apuntar bienvenido sea…

martes, 3 de mayo de 2011

UN MARTES CUALQUIERA DE LA VIDA?







Mayo es primavera, mayo es el mes de las flores, es el mes de los días largos y el de la cálida temperatura que comienza a alterar nuestra sangre, en mayo las vías se secan, la temperatura para escalar es perfecta, el campo está más bello y más lleno de vida que en cualquier mes del año, en mayo nací yo...



Un día como hoy, hace 33 años, a eso de las 08:35h de la mañana nací yo. Se puede decir que era un miércoles cualquiera, al igual que hoy es un martes cualquiera. Lo bonito de todo esto es que nosotros tenemos la capacidad de convertir un martes o un miércoles cualquiera en un día especial. Por eso podemos aprovechar como excusa esos días marcados con una equis en nuestros calendario particular. Qué mejor forma de romper con la monotonía de cada día que haciendo de un martes cualquiera un día especial? Por esta razón hoy me desperté con la ssensación de que era un día así, especial!!

Un día especial para mí porque hoy hace 33 años yo me convertí en vida y comencé a formarme en lo que hoy soy, con mis muchos defectos, con mis virtudes, con mis decepciones y mis alegrías, con mis buenos momentos y con los menos buenos. Hoy es un día especial para aquellos que me quieren porque celebran que, después de todos estos años, aquí estoy con ellos.



Curiosamente, hace un par de semanas, llegó a mis manos un viejo recorte de periódico el cual leí con espectación. Decía así: "En el mismo templo parroquial, recibió el sacramento del Bautismo de manos del padre González Amores, el niño dado a luz por la señora Josefa Garcés Coca, esposa de juan José Capote Huelva. Le fue impuesto el nombre de Jose Miguel". Desde aquí agradecerle a ellos por estos 33 años fantásticos....



Y decir a quiénes leáis esto que aprovechéis cada momento que podáis para convertir un día cualquiera en un día especial. Nosotros tenemos ese poder. Que nadie os diga lo contrario.....