jueves, 31 de marzo de 2011

PROYECTO

Cuando sientes ese extraño cosquilleo en el estómago y solo con pensarlo el pulso se acelera; cuando vas conduciendo, dejas volar la imaginación y las manos comienzan a sudar; cuando tu mente no descansa ni un solo momento y todo lo demás carece de la importancia que requería cuando reinaban circunstancias; cuando la ilusión se apodera de tí y la transmites a los demás con brillo en los ojos; cuando deseas algo con todas tus fuerzas, tanto que no eres capaz de articular palabra; cuando mueves cielo y tierra para que los hilos comiencen a moverse para tejer los sueños; cuando logras que una multitud se siente en el suelo a contemplar tu sueño y sientes esa emoción, y se te escapa una sonrisa, y estás feliz; cuando te acuestas agotado y lo ves todo sin sentido y, de repente, despiertas enérgico y lleno de vida e ilusión; cuando ves el apoyo desinteresado de tu familia y amigos ante un sueño. Cuando eso ocurre solo puedes luchar por conseguirlo, solo puedes seguir deseándolo y poner todo tu empeño y lo mejor de tí por que se haga realidad. Cuando eso ocurre no existe el fracaso, porque fracasar hubiera sido no haberlo intentado, no haberlo dado todo. En las últimas semanas he estado trabajando en ello. Noche y día con la mente puesta en un sueño que espero se cumpla. Como el más duro de los proyectos había que imaginarlo primero, darle forma. Equiparlo es lo más laborioso, aunque, sin duda, el esfuerzo mereció la pena. Pero sin duda, la parte más bella de todas es el camino hacia la cadena. Enfrentarte a todas las dificultades que te ofrece el proyecto y, poco a poco, ir asimilando cada tramo, cada paso. Encadenar no tiene tanto valor si no has tenido que dar gran parte de tí para conseguirlo. De esta forma la recompensa es aún mayor. El resto, el existo, depende de otros factores que quizás se escapen de uno mismo. Pero el hecho de haberlo intentado, de haberlo disfrutado y de haberlo dado todo es con lo que cada noche, cuando cierras los ojos, quieres recordar. Felices sueños..

2 comentarios:

  1. Amén... muy buen post sí señor.. por esos proyectos que nos hacen soñar!!!

    ResponderEliminar
  2. Esto da más ganas de trabajar, vamossss !!!

    ResponderEliminar