lunes, 13 de diciembre de 2010

EL CHORRO, UN MONTÓN DE COSAS...



Cuando el día amanece despejado, cuando ese amanecer te da la bienvenida con un aire limpio y fresco, cuando la temperatura es perfecta, cuando estamos motivados y lo único en lo que pensamos es en apretar, cuando escalar significa todo, significa vida…

Cuando todo eso ocurre y estás en un sitio como El Chorro, todo apunta a una jornada motivante, a un día en el que vas a acabar cansado y con las manos reventadas, a un día en el que vas a darlo todo, en el que vas a reír y en el que vas a sufrir, a un día en el que caer, en el que encadenar, van a ser las únicas preocupaciones, a un día que alcanzarás la gloria de la cadena o, simplemente, te quedes con la mágica sensación de haberlo dado todo. Y eso ya es mucho…


En ese pedazo de roca histórica, como en el más bello de los poemas, se conjugan una multitud de escaladores venidos de muchas partes del continente unidas por un mismo objetivo. Los gritos de aliento retumban entre las chorreras y columnas de unos de los lugares de nuestra geografía donde escalar es todo eso, un poema…

Y un pedacito de todo eso nos pertenece y forma parte de nosotros por el simple hecho de haber estado allí y haber sentido en nuestra piel el tacto de esa roca, el olor de ese aire que gobiernan los buitres leonados que no nos quitan ojo, ajenos a nuestra locura, a nuestra pasión…

Y un día más regresas a la furgo con la sensación que más te gusta…

Después de la cena, ya con la noche bien entrada, cuando todo queda en calma y el cuerpo te pide descanso inminente, cierras los ojos y revives cada minuto de ese día incesante, cada tramo de roca, cada movimiento, y todo quedará impreso en tu memoria como eso, como el más bello de los poemas…





4 comentarios:

  1. Qué bien expresado, Jose!!! Has hecho que hasta me sudaran las manos!

    ResponderEliminar
  2. Raquelita, yo esque te caigo mu bien!! gracias wapa!!

    ResponderEliminar
  3. Buen relato pero ese el encanto del Chorro,que hace que esas palabras salgan y fluyan de esa manera,aunque el autor es el autor ehhhhhhhhhhhh

    ResponderEliminar
  4. gracias, gracias... sr/sra Anónim@...buena apreciación...

    ResponderEliminar