sábado, 31 de julio de 2010

BICHO, FANÁTICO, A MUERTE.... COLISEUM 8a


Un tópico al que estamos bastante acostumbrados oír los escaladores. A veces incluso llega a ser cansino. Bicho vamos a escalar?; échale tomate a muerte a la pasta; bicho quieres un café?.. A veces puede incluso llegar a ser cansino tanto “bicho”, tanto “a muerte” y tanto “fanático”…

Pero, a decir verdad, en un lugar como Rodellar, ése es el pan nuestro de cada día. No tiene más remedio si estás en un sitio donde cada día la gente baja al cañón a darlo todo y “morir” por esta causa… Realmente si no eres un “bicho raro”, si no estás “fanático” y si no escalas a “muerte” no aguantarás mucho en este lugar… Escalar sudando, destrozándote la piel literalmente, con cortes en las manos, haciendo dos comidas al día…

Después de casi un mes por aquí uno le coge el gusto a esto de “levantarse, desayunar e ir a escalar”. Poco a poco nos hemos ido convirtiendo en “bichos, fanáticos y a muerte”… Son expresiones que nunca me gustaron, pero como decía, son tres palabras para explicar por qué hacemos lo que hacemos…

Esta semana ha sido la más fanática de cuantas llevamos en Rodellar. Empezamos a primero de mes probando vías, escalando a vista, adaptándonos a esta roca, estas vías y este ambiente… Luego vinieron algunos encadenes como “Caprichos de Lujuria 7b”, “Aquest any sí 7b+”, “El Sici 7b+”.. Pero pronto caímos atrapados por ese sitio que tanto me cautivó hace ya dos años. La Gran Bóveda es un sitio especial, con muchas vías largas, muchas chorreras, mucho ambiente y algunas líneas impresionantes. En el centro de ésta, en un colosal desplome se encuentra una de las vías más emblemáticas de Rodellar. “Colisem 8a” es una línea de ensueño. 40 metros de pura continuidad, con muchas chorreras, mucho ambiente, algunos pasos que, poco a poco, te va exprimiendo el antebrazo y un paso aéreo y de apretar para llegar a la cadena.. Nacho la montó y empezamos la tortuosa tarea de ir probando los pasos, descubriendo los trucos, los reposos… Una semana después los dos la tenemos tachada en la libreta.. Nacho la encadenó el domingo pasado y ayer me tocó a mi disfrutar y apretar a muerte para llegar a top de este coliseum de la escalada.

Una de las líneas más impresionantes que he probado y encadenado. El primer 8a del norte!! 9 pegues, numerosas heridas en las manos, dos caídas con la cadena en la cara, mucho calor y la recompensa de haber disfrutado del ambiente, de la línea, de los gritos “fanáticos” de Rubén, del apoyo de Manuel, de Raquelita y de todos los que se subieron alguna vez a asegurar pacientemente…

Pero, sin lugar a dudas, lo más duro fue desmontarla de noche!!! Ya os contaré cómo fue, no tiene desperdicio!!

1 comentario:

  1. Enhorabuena por ese encadene!!!! Te estás sacando el título de BICHO FANATICO. Que envidia nos das cabronazo allí afincado en Rodellar. Cuelga alguna foto aunque sea para ponernos los dientes aun más largos. Un abrazo

    ResponderEliminar