miércoles, 26 de agosto de 2009

RODE...


Otra vez Rodellar en vacaciones de verano. A decir verdad esta vez casi cambio de destino, aunque es un lugar mágico para mí y por eso me volví a decidir por la escalada en chorreras, el buen ambiente y todo lo que Rodellar significa.


Empezamos por una fugaz visita a Bielsa donde la humedad, el calor y el equipamiento francés nos puso dirección a Rodellar. Aquí todo es diferente. Todo el día para escalar y no demasiado calor. En ocaiones hay que abrigarse y las noches son frescas. Casi he olvidado el incesante calor de La Muela y Graza y las vías... qué decir de las vías?


Aquest any sí, con su pie de vía mágico y sus vía de calidad; El Camino, con su ambiente de calentamiento mañanero y sus vías sobadas jaja; La Gran Bóveda...


Creo que La Gran Bóveda es el paraíso. La verdad es que es un escalada exigente, muy física a la vez de espectacular. Probamos dos octavos, Argo y Coliseum. Dos obras de arte de la naturaleza. Lógicamente no encadené ninguna. Aún nos queda un par de días de escalada así que todo puede pasar. Lo que no es escalada son risas. Con Varo y Wise Men puede pasar cualquier cosa siempre. Las charlas de Sergio forman ya parte de nosotros, mientras Varo hacesu enésima visita a... bueno que se va de visita. Los descansos lo pasamos en el río bañándonos y jugando al dominó que aunque no os lo creáis es un deporte de equipo!!


Lo malo es la piel de las manos que cada 6 (2x3) se van abriendo los callos, orque el codo ya no me duele!!!

1 comentario:

  1. que bueno! aqui os espero muriendome de calor, un beso a todos y cuidado que en una de esas visitas no vuelve, jajajaj

    ResponderEliminar