domingo, 26 de octubre de 2008

DESPLOMILANDIA APRETAR ... Y GRAZALEMA

Después de una lluviosa semana en Cartagena lejos de roca y plafones el cuerpo me pedía monte, roca y escalada. Así que el viernes, después de 6 horas de carretera, llego a casa y cojo la furbo... Dirección Desplomilandia.

Llegamos de noche y las lluvias de los últimos días han dejado un ambiente húmedo, limpio y fresco, claramente otoñal. El cielo despejado y un mar de estrellas son testigo de nuestra llegada en busca de roca y encadenes. Como siempre faltan cosas, entre otras vinagre y la "sal". Gracias al del bar del Kiosco lo del vinagre se solucionó, así que pudimos dormir tranquilos en espera de una buen día de escalada. Llegaron Godino y Varo con ansias de trepar y allí fuimos a La Boda en busca de novias que llevarnos a la libreta. y así fue... La rubia se lleva a vista un 7a+ al flash y sigue dejando muestra de su estado de forma que parece que va en aumento y yo encadené Conecting People, un 7b+ que a los que allí andábamos nos pareció un pelín duro y que ya nos informaron de que fue decotado de 7c hace tiempo. La verdad es que independientemente de decotaciones de sobradetes es que había que apretarle bastante mas que otros 7b+ que hay por ahí. Quizas la barrita no le viniera mal . El caso es que la vía es espectacular. La rubia lo intenta pero las regletas acaban tirándola. Espectacular pegue made in Chocolate. Los demás parecen ir cogiendo forma poco a poco y quizás lo que les quede sea creer en ello. Al final cervecita e hierro para dormir con vistas al Turón. Buen muro éste pero nos dió un gran revés al llegar a pié de vía y ver tanta chorrera insinuante mojada.

Todos los caminos llevan a... Grazalema? Pues si y el camino se nos hizo largo. Pero el anaranjado muro allí estaba esperando, como siempre. Rocas eternas que por unos instantes, para ellas, nos dejan taladrarlas, ponerles chapas y llenarlas de magnesio y adornos colgantes. Como siempre el último tendrá que dejarlo todo como estaba...

El hombre sabio nos acompaña esta vez y alucinamos por la poca presencia de escaladores. Todo para nosotros... Qué habrá pasado? Quizás se hayan ido a Morón sin nosotros... Se van a enterar... Para el próximo finde pasan turno.

Intentamos barrer el muro pero los musculos nos pasan facturas. Lo que queda claro es que allí, en Graza, somos los locales, que disfrutamos en ese impresionante muro que se resiste a despedirnos hasta la próxima temporada, que da igual un 45 que un 38 a no ser que midas 1,83 y que La Chocolate no se cae ya en el Corral...

No hay comentarios:

Publicar un comentario