jueves, 11 de septiembre de 2008

DESPEDIDA EN RODELLAR...




Después de dos días de descano "obligado" ahora se pone a llover, y no veas como lo hace.. Parece que se aproxima un cambio de clima. Eso, como todo lo demás, tiene su lado negativo, pero también el positivo. La lluvia limpia la atmósfera y la regenera de energía tal vez. Pero efectivamente "algo" está cambiando.

Creo que mis días aquí, en "El Paraíso" que es Rodellar, han concluido. Ha habído de todo, como siempre en la vida. Lo mejor, una atmósfera incomparable a cualquier otro lugar donde haya estado. Esa mezcla de gente de todas las partes de europa y ese aire de motivación incansable. Unas escaladas increibles en un marco excepcional donde sacar lo mejor de cada uno. Rodellar, sin duda, me quedará grabado lleno de recuerdos y sensaciones.

Parecía todo tan distinto a cuando llegué!!!...

Ya no hacia calor y faltaban aquellos que nos han dejado. Las rocas, las vías, las chorreras, todo era lo mismo y a la vez tan distinto... Tenía mas ganas de apretar que lo que mis maltrechos antebrazos me permitían. Estaba cansado pero con ganas de sentir por última vez mis manos en esas chorreras desplomadas y exigentes. Volví a encadenar. Esta vez algo mas suave. Un 7b que no recuerdo como se llama del sector Aquest any si. Fue justo antes de una tormenta que anunciaba el final del verano y de mi estancia aquí... Por supuesto que volveré...




1 comentario: