miércoles, 10 de septiembre de 2008


Hoy algo ha cambiado. La energía se ha esfumado como el papel en un vendaval. El sol volvío a salir esta mañana y volverá a salir en un nuevo amanecer, pero ahora no brilla tanto. No recuerdo cuando desconecté de la energía del Universo y ahora me encuentro vacío, tímidamente desconcertado, a la espera de esas señales que me guíen en el camino. Un camino en busca de la verdad, de la verdad de cada uno. Una realidad a la que hemos estando esquivando durante tiempo. Nos aferramos a la comodidad de lo conocido aunque interiormente deseemos volar; y cuando ello toca y miramos hacia el horizonte nos da miedo tanto espacio, tanta altura..Sin atreverse estamos perdidos, estamos muertos. El dolor está ahí atrapado en nuestra vulnerabilidad y debemos soltarlo, liberarnos de él; quitarnos el peso de nuestras alas para así poder volar libremente en busca del camino correcto. Y en el camino nos encontraremos a nosotros mismos...

1 comentario: