martes, 2 de septiembre de 2008

ESPLÉNDIDA RUTINA...


Allí en lo alto parece respirarse otro aire no?.. Todo parece diferente. En ocasiones, hasta los pájaros vuelan por debajo nuestra. El sonido parece dispersarse en el infinito y casi querrías quedarte ahí para siempre. Podía recordarlo pero volver a sentirlo es algo incomparable. El camino hasta allí me deja agotado, pero mereció la pena…
Lo mejor de todo es que allí las energías parecen mantenerse con uno y, lo que es mejor, pueden renovarse cada día.. Es difícil que allí alguien venga a dejarte vacío de ella porque allí eres fuerte. Suena bien, no? Realmente no es tan fácil eh!!! Hay que ser consciente de quién eres y que es lo que quieres para que eso no ocurra y, si así fuera, que no se repita.
Ahora la noche cae y parece que el verano llega a su fin. La noche es estrellada y el aire fresco se agradece. Las noches aquí son muy tranquilas y relajantes. El cuerpo parece apagarse pronto y quiere recuperarse para otro intenso día.
El amanecer es diferente. Te levantas expectante ante el nuevo día. Me gusta esta rutina. Siempre he preferido dejarme llevar por las cosas tal y como venían, pero si tuviera que elegir una rutina creo que sería ésta.. Te levantas a la hora que quieres y vas al bar a ver internet y comprar algo de pan caliente para desayunar tranquilamente en la fugo. Luego preparas algo de comida para todo el día, agua y bueno, a escalar!!! Cruzar el pequeño pueblo de Rodellar y comenzar a descender el sendero que te baja al río Mascún es algo excitante. Y es que con lo primero que te topas es con la Cueva de Ali baba y con La Gran Bóveda… Casi nada…. Pa quedarte siempre no?

2 comentarios:

  1. dale caña a rodellar capote!!
    por aquí al menos no hace calufa mortal, empieza una buena época del año pa encadenar...

    nos vemos próximamente...

    ResponderEliminar
  2. exacto. Yo me quedaría toda la vida.

    ResponderEliminar