sábado, 22 de marzo de 2008

MARGALEF


Llegó la Semana Santa y con ella la posibilidad de viajar unos días a alguna zona nueva donde escalar, reír y soñar. Esta vez encogimos Margalef. Una bella escuela situada en la sierra de Prades que, cada vez mas, compite con las bien concidas Siurana, Arbolí, Montsant..

La escalada en Margalef es muy atractiva. La roca es un conglomerado calcáreo de excelente calidad llena de agujeros. Las vías, en su mayoría, son técnicas, de placa ligeramente desplomada. Aunque hay sectores, los mas duros, que cuentan con grandes desplomes.

Los dos primeros días el tiempo acompañó y con un poco de calor fuimos conociendo de que iba esto de escalar sobre tanto agujero. He hecho 5 vías y no he cogido una sola regleta!!!. Después de tomar contacto el primer día en el sector Can Torxa, el domingo escalamos en el impresionante muro de Les Espadelles. Se empezaba ver la gente motivada de verdad… La vía se va dejando hacer. Los agarres se presentan buenos y los pies se aferran a la roca casi por inercia. Todo fluye y te enfrentas a la parte final. Los agarres se hacen mas pequeños y los pies quedan abajo, casi escondidos por la panza de esta parte de la vía. Las manos sudan y la gente jalea para que continúes hacia arriba. De repente un pie resbala. Se ha roto un canto y, sin saber como, te has quedado del minusculo agarre de tu mano izquierda. Rápidamente subes pies, mantienes la serenidad como solo los buenos escaladores hacen y, por fin, llegas al canto salvador de la reunión. Buen pegue niña!!! Al tercer día ya estamos integrados en la escalada de Margalef. Escalamos en el sector Can Verdures donde pudimos presenciar los primeros encadenes on sight. Polvo hasta en las orejas. Y no del bueno, no. Si no de ese que tienes que cepillar la ropa antes de montarte en la furgo. El día estuvo bien. Y una cosa que aprendimos ese día es que Antonio nunca tuvo que haberse metido en esa vía porque realmente no hacía septimo. Antonio pa qué te metes, picha? Le dijo ella, quién si no…

Bueno pues después del cansancio acumulado en 3 días de escalada decidimos pillarnos un descanso. Un poco de turismo, cine, vinos, y curvas, muchas curvas. ¿Día de descanso? Venga ya.. Mañana mejor trepamos, eh? Y así quisimos que fuera. Pero el quinto día amanece frío, muy frío y nublado. Chocolate caliente en la furgo y a esperar. Por la tarde hacemos una intentona a la desesperada pero sin resultados.. La roca está congelada y se hace insoportable estar asegurando al pie de vía. Vuelta al coche. Después de varías llamadas telefónicas consultando el pronóstico para los próximos días, decidimos, muy a nuestro pesar, abandonar Margalef y migrar a tierras más cálidas y mas costeras, Gandía nuestro proximo destino. Llegamos a Gandía tarde, cansados pero a la vez ilusionados con la idea de que al día siguiente volveríamos a escalar. Estamos en la Costa Blanca!! Nada mas lejos de la realidad… amanece malísimo, lloviendo todo el día. Antonio, ¿tu eres meteorólogo a caso? Vaya predicción que nos diste.. Llueve y solo podemos ver como la pared se va mojando cada vez mas.. Suerte que en algunos tramos desploma y algunas vías quedan secas. Por la tarde la lluvia cesa y algunos podemos, a última hora, quitarnos el mono y hacer unas vías. Ya solo nos quedan dos días de escalada. Pero la meteo nos da una tregua y el Viernes Santo amanece espléndido. Sol y calor!!! Ya nos apetecía… Todos estamos eufórico y fanáticos por escalar, después del parón por el mal tiempo, y se nota…Se nota ese escalador, esas ganas y ese empuje que hacen que tires pa arriba cuando realmente no sabes si harás el paso. Motivación. Es la palabra la que nos mueve. La que todo lo hace posible. Dame cuerda!!! Perdona, no te oí con el viento, dijo él.
Buen dia de escalada, buena roca, buenas vías y mejor compañía. Y tú? Tu has cambiado alguna vez algún manguito Antonio? Anda anda.. El Sábado amanece de sol pero venteado. Cansados y viendo la adversa predicción meteorológica decidimos hacer las maletas y volver a casa. Un poco a tirones, la verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario